La Breweriana es la especialidad de coleccionismo referente al mundo de la cerveza, su nombre proviene del término Brewery (fábrica de cerveza).
Los coleccionistas de los de Estados Unidos fueron los primeros en utilizar este término y a través de los años se ha ido expandiendo por todo el mundo, en la actualidad existen multitud de aficionados a está temática del coleccionismo.
A continuación os mostramos unos claros ejemplos dentro de este amplio abanico de especialidades.

1. ACCIONES

Las acciones han sido y siguen siendo una fuente inagotable para los coleccionistas. Desde el siglo pasado, las cerveceras de todo el mundo han colaborado al coleccionismo con magníficos ejemplares cuyos diseños son verdaderas obras de arte.

2. ABRIDORES

Tal y como concebimos actualmente los abridores de botellas de cerveza, aparecieron a finales del siglo pasado, una vez que el norteamericano William Painter “inventase” el conocido “Tapón corona” (vulgarmente conocido como “chapa”). Antes de esa fecha ya existían otros abridores de botella que exigían un mayor trabajo al necesitar destaponar el corcho que se adaptaba a las botellas.

3. BANDEJAS

Las bandejas de cerveza son una de las colecciones más curiosas y deseadas. Se han utilizado diferentes materiales para la fabricación, que van desde el hierro esmaltado hasta el plástico de nuestros días. Las formas y tamaños han variado con los tiempos, aunque han predominado las bandejas circulares de 32 cm. Aunque hay muchos tipos de bandejas, las más coleccionabales son:

•  Bandejas esmaltadas. Años 1920/30
•  Bandejas en hierro. Años 60

4. BOTELLAS

Sobre el año 1600, el británico Alexander Novell descubre que existe una segunda fermentación de la cerveza en botella. A partir de entonces comienza a hacerse popular beber el tradicional “Ale” inglés en botella. En aquellas fechas era muy difícil obtener un “cierre” adecuado para las botellas para evitar que la cerveza se deteriorase y por ello aparecieron diferentes modelos de botellas de cerveza con cierres cada vez más perfeccionados, hasta la botella actual provista del tapón corona. El coleccionismo de botellas es importante y en España se colecciona especialmente las botellas “serigrafiadas” aunque también las que tienen “relieve” y las que tienen el grabado “al chorro de arena”. Las botellas de loza (inglesas, alemanas, etc) son muy antiguas y algunas de ellas de precio muy elevado.

5. BOTES

Este tipo de coleccionismo es uno de los más extendidos y no son extrañas colecciones de más de veinte mil ejemplares. Sin embargo, y debido a problemas de espacio, existe una tendencia a coleccionar botes de manera limitada en función de países o zonas geográficas; o bien de tamaños, formas, etc. Os proporcionamos alguna reseña de botes importantes:

•  Los “Krueger” fueron los primeros botes de cerveza que se fabricaron en el mundo. Vieron la luz un 24.1.1935 en Richmond. Virginia (EEUU). Krueger puso en el mercado estos dos “Flats Tops”, que causaron sensación. Inmediatamente la cervecera “Pabst” siguió el ejemplo sacando un bote similar en julio del mismo año, que se comercializó en Rockford, Illinois.

•  Coronation Brew: Está considerado como el bote más raro del mundo y se fabricó en 1937 –en una limitadísima tirada- para conmemorar la entronización del nuevo rey británico Jorge VI, que había sustituido a Eduardo VIII tras su abdicación.

•  En cuanto a "juegos" (sets) se refiere, el más codiciado es el "007", las conocidas chicas Bond que hoy en día están en el mercado a un precio desorbitado. En España los juegos más conocidos fueron los referidos a carteles de viajes que se fabricaron para las marcas Aguila y Skol. Recientemente ha aparecido un juego de 4 con motivo del centenario de Cruzcampo.

6. CAJAS DE MADERA

Debido a su volumen, muy poca gente colecciona estas curiosas cajas de madera (a veces hierro e incluso zinc) que en su día transportaron miles de botellas envueltas en paja. En España y por desgracia han quedado muy pocas piezas que “se han salvado de la quema”, ya que la mayoría de ellas fueron quemadas.

7. CARTAS DE JUEGO

Tanto en su versión de baraja española como de póker, las cartas han sido desde hace muchos años un medio excelente para hacer publicidad de sus productos.

8. CALENDARIOS

Desde el siglo pasado, las cerveceras vienen produciendo calendarios para sus clientes, para de esta forma estar “presentes” en bares y hogares durante todo el año. Los calendarios de bolsillo están muy en boga últimamente en nuestro país.

9. CENICEROS, CERILLEROS...

Estos artículos han “acompañado” a la cerveza en bares, pubs y brasseries, desde finales del siglo pasado. Los cerilleros fueron muy comunes en la Europa de principios de siglo. Estaban fabricados en loza, hierro y estaño, aunque predominaba la cerámica de magníficos fabricante europeos (Royal Doulton, Mintons, Conte und Boehme…). En estos días tienen un gran número de coleccionistas que se gastan grandes cantidades en obtener una de estas preciadas piezas. Los ceniceros también fueron producidos en porcelana, aunque en mayor medida en bakelita, hierro, cristal y últimamente en plástico duro.

10. CORBATAS, PARCHES, CAMISETAS, GORRAS

La publicidad a través de objetos de uso diario ha sido muy frecuente y en estos momentos hay una importantísima variedad de prendas que se renueva constantemente, como son corbatas, parches, etc.

11. CRISTALERIA

La gran mayoría de las cerveceras europeas y americanas vienen fabricando cristalería propia desde hace bastantes años. La publicidad en vasos, copas, jarras, etc., trataba de informar al cliente del nombre de la marca, bien mediante el logo, bien inscribiendo el nombre del fabricante en el vaso de cerveza. En principio, el grabado se realizó mediante el método de “ chorro de arena”, posteriormente se llegaron a realizar vasos y jarras con ilustraciones en esmalte –el precio de estos últimos es elevadísimo- y más tarde llegaría la época de la serigrafía. El coleccionismo de cristalería es uno de los más comunes actualmente, y disfruta de un auge importante lo que ha llevado a que se esté gestando la elaboración de un catálogo de cristalería española.

12. CHAPAS

Desde el año de 1892, fecha en que se inventara el tapón-corona (o chapa), muchos han sido los coleccionistas que han dirigido su afición a este pequeño objeto cervecero. Una buena pieza española puede alcanzar actualmente hasta los 150 euros.

13. ESPEJOS

El espejo cervecero tiene su mayor aceptación en Inglaterra, donde desde el siglo pasado se fabricaron numerosos espejos que adornaban los “pubs victorianos” típicos de sórdidas “historias de terror” y también de algunas películas inglesas. Normalmente estos espejos eran rectangulares o bien ovalados. Recientemente se han llegado a pagar más de un millón de pesetas por una de estas piezas.

14. ETIQUETAS

Es una de las aficiones más antiguas dentro de la “breweriana”. Puede ser un coleccionismo vulgar o muy elitista en función de la “edad” y la “categoría” de la etiqueta. Algunas de las aquí expuestas superan las 100.000 pesetas.

15. FIGURAS

Realizadas en hierro, madera, cartón piedra, caucho, escayola o plástico, estas figuras o pequeñas estátuas son verdaderas obras de arte creadas para realzar ciertos aspectos de la cervecera en forma tridimensional. Fueron muy habituales en la Europa de principios de siglo y en los años 50 en los Estados Unidos.

16. GRIFOS

Aunque ocupan mucho espacio, algunos grifos son “monstruos impresionantes” que reflejan un tiempo donde la realización de estas fuentes significaba trabajo artesanal puro y duro. El hierro y la cerámica fueron los materiales habituales para la realización de estos objetos.

17. GUINNESS

Debido a la amplitud del coleccionismo cervecero, algunas personas han preferido llevar su afición a una sola marca o bien a cerveceras de una sola ciudad. De esa manera limitan un campo de acción que podría ser inabarcable. Dentro del coleccionismo de marcas, el más extendido es el de Guinness cuyos productos son codiciados por los cerveceros y por los que no lo son. La importancia de esta marca ha llevado a que recientemente, la casa de subastas “Christie´s” realizase en Londres una venta exclusiva de productos “Guinness”.

18. INSIGNIAS Y PINS

En los años 60 hubo una fiebre de coleccionismo de “insignias” (badges) que caló hondo en las cerveceras, quienes sacaron al mercado para disfrute de los coleccionistas estas insignias con el nombre de sus marcas. En los años 80 comienzan a aparecer los famosos “pins” que ahora tienen una legión de coleccionistas. Los “pins” de cerveza españoles y extranjeros llegan a alcanzar precios elevadísimos y son un objeto muy en boga por los coleccionistas.

19. JARRAS DE CERAMICA

Las jarras alemanas y las inglesas son las más tradicionales. Según el ceramista que las realizaba dependerá el precio de la jarra. Muy conocidas son las jarras inglesas de “Royal Doulton” que caracterizan personajes históricos. Algunas de estas piezas, como por ejemplo una edición de “Clark Gable”, tienen un precio de mercado superior a los 6000 euros.

20. JARRAS DE AGUA PARA WHISKY (PUB JUGS)

En muchos casos, las empresas cerveceras han realizado publicidad con “jarras de agua para Whisky”. El material utilizado fue tanto el hierro esmaltado como la cerámica.

21. LLAVEROS

Existe una amplísima variedad de “llaveros cerveceros” –nacionales e internacionales- en todas sus formas y diseños.

22. MENUS

Estos objetos han sido y continúan siéndolo, motivo de coleccionismo debido a la proliferación de los menús en las mesas y mostradores de bares y restaurantes.

23. MINIATURAS

Este coleccionismo nació en los años 50, aunque hay piezas muy anteriores a esa fecha. Se coleccionan todo tipo de miniaturas cerveceras, pero lo que más abunda son las botellitas, jarras y pequeños abridores.

24. PLACAS ESMALTADAS

Las piezas más antiguas datan de 1890. Estas placas fueron el mejor medio de publicidad que tenían las cerveceras hasta la llegada de la radio y la televisión, medios éstos que las apartaron al ostracismo. Probablemente son los objetos publicitarios más llamativos por su vivo color y por el arte que muchas piezas ofrecen. No en vano, conocidísimos cartelistas de la época como fueron Alphonse Mucha, Leonetto Capiello, Cassandre, Auzolle, Paul Mohr, Idoux, etc., realizaron sus trabajos para las cerveceras de la época.

26. PLATILLOS PROPINA

En algunos países existe la costumbre de devolver las vueltas en platillos, en este caso cerveceros.

27. POSAVASOS Y POSASIFONES

El coleccionismo de posavasos cerveceros es una de las aficiones más comunes y antiguas. En principio, el posavasos estuvo fabricado en porcelana, y en menor medida el hierro, estaño, loza... Eran pequeños platos que al igual que ahora llevaban el indicativo de la cervecera o bien del local donde se despachaba cerveza. Posteriormente el posavasos utilizó otros materiales –como el fieltro- hasta llegar al actual cartón que viene utilizándose desde principios de siglo, aunque entonces era hasta seis veces más grueso que el actual. También existe el coleccionismo de “posasifones cerveceros” que proviene de Inglaterra. Las fábricas de cerveza en un principio también fabricaban hielo y soda, y una forma de hacer publicidad de la cervecera era inscribir el nombre de la marca en los sifones que fabricaban. Para estos sifones realizaron unos “posasifones” en cerámica que son verdaderas joyas.de principios de siglo.

28. POSTALES

La carta postal ha sido desde hace muchos años objeto de colección. Las cerveceras también pusieron a disposición del público postales para ser enviadas a familiares y amigos cuando se visitaba la fábrica en cuestión. Muchas de las que aquí os mostramos datan de finales del siglo XIX y principios del XX.

29. POSTERS Y CARTELES

Este tipo de publicidad cervecera se reservaba al interior de los bares y restaurantes donde se despachaba la cerveza. Al igual que las placas esmaltadas, la cartelería en general, disfrutó de una época dorada con los artistas más importantes del Art Nouveau y del Art Deco. Este tipo de coleccionismo es uno de los más apreciados por los expertos.

30. QUITAESPUMAS

Este popular y simple “aparato” ha sido y es uno de los hobbies más conocidos entre coleccionistas extranjeros. El precio de cada quitaespumas antiguo suele superar las cien euros.

31. RECIBOS, CARTAS, FACTURAS Y LETRAS DE CAMBIO

Son numerosos los coleccionistas dedicados a los “papeles antiguos de las cerveceras”. Toda la burocracia que se producía se ha recogido profusamente.

32. RELOJES

Estas máquinas de medir el tiempo han venido marcando las horas de los “pubs” y “brasseries” europeas sin interrupción.

33. SERVILLETEROS/PALILLEROS

Desde los años 50 hasta nuestros días los servilleteros y palilleros colocados en mesas y mostradores de los bares han supuesto un tipo de colección que ha ido ganando adeptos.

34. SIFONES

Los sifones de soda también forman parte del coleccionismo cervecero ya que desde el pasado siglo, gran parte de las cerveceras no sólo se dedicaban a la fabricación de cerveza, sino también a la producción de hielo y soda. Los sifones cerveceros anunciaban el nombre de la cervecera para publicitar la marca.

35. TAPONES DE PORCELANA

El coleccionismo de tapones de porcelana es muy habitual en Bélgica y Francia, donde por los años 20 y 30 hubo una gran cantidad de pequeñas cerveceras que envasaban sus productos con el tapón (tipo gaseosa) de cerámica. En España son conocidos los tapones de la Damm y Joan Petit (La Catalana).

36. TARJETAS TELEFONICAS

Este tipo de coleccionismo ha aparecido recientemente y adquirió un auge espectacular, que lamentablemente bajó enormemente por la utilización reciente de los teléfonos móviles.

37. TERMOMETROS

La temperatura “ambiente” de las brasseries francesas y belgas se podía observar tanto fuera como dentro por los termómetros que las cerveceras instalaban en los locales de consumo. También han existido termómetros de cerveceras españolas como Damm, Estrella de Galicia, Estrella del Sur, Stark Turia…

38. TIRADORES DE MANO

Es un tipo de colección que viene “pegando” últimamente. Los ingleses tienen una amplia variedad de estos objetos, algunos de ellos datan del siglo XIX.

39. VAGONES CERVECEROS Y CAMIONES DE REPARTO

El coleccionismo de modelos a escala de “vagones” y “camiones de reparto” cerveceros, se conoce desde principios de siglo. Se tiene conocimiento de haberse abonado la cifra de 11000 marcos alemanes por un vagón de “Budweiser” en el año 1988. Coleccionistas americanos, alemanes e ingleses son los más ávidos adquirentes de estas piezas, que por sus limitadas ediciones tienen un alto precio. Existen numerosos camiones de reparto y vagones de tren pertenecientes a cerveceras españolas.

40. VAJILLA

En otros tiempos, las cerveceras se dedicaban también a labores de restauración –en Inglaterra algunas todavía siguen en ello- y por ello disponían de su propia vajilla en la que anunciaban sus productos cerveceros.

41. MISCELANEA

No se podrían numerar los diferentes objetos que han sacado al mercado las cerveceras para publicitar sus productos y por ello englobamos en este apartado otros productos cerveceros que tuvieron y tienen interés para los coleccionistas.

•  Calzones tipo “boxer” que una reconocida marca de ropa “norteamericana” lanzó al mercado para cerveceros y coleccionistas.
•  Calcetines cerveceros
•  Parafernalia de Golf de diferentes cerveceras norteamericanas
•  Marcalibros
•  Pizarras de menús
•  Pasadores camisas
•  Lapiceros
•  Bolsas para llevar cervezas años 40
•  Barriles antiguos
•  Embellecedores carros de caballos, etc.